¿Es necesario retirar los empastes de amalgama?

Antiguamente los empastes se realizaban con una sustancia conocida como amalgama. Seguro que recuerdas ver a tus padres o incluso abuelos con piezas dentales con trocitos de “plata” en su dentadura. Esa técnica de reconstrucción ha ido desapareciendo y transformándose para llegar a las reconstrucciones casi imperceptibles que tenemos en nuestros días. Eso sí, hubo una época en la que todo el mundo quería retirar estos empastes. Si aún conservas una pieza con un empaste de amalgama y quieres saber si es conveniente retirarlo atento porque te vamos a explicar exactamente cuales son las opciones y podrás descubrir si son peligrosos estos empastes.

¿Qué es la amalgama?

En primer lugar los conocidos como empastes poseen el nombre de obturaciones, nos referimos a ellos como la parte que tenemos que poder en el diente en la parte que debemos reconstruir la pieza. La zona de la caries debe ser retirada del todo por lo que a veces se vacía gran parte del diente y eso es lo que se rellenaba con la amalgama. Estos empastes se caracterizaban por un color metálico y tenían muchas cosas buenas, en primer lugar era que por su composición y resistencia eran ideales para las reconstrucciones pero el principal inconveniente es que su color no favorecía la estética de la boca. Pero seguro que si estás leyendo esto también oíste que podían ser perjudiciales para la salud por su contenido en mercurio.

¿Son peligrosos?

A lo largo de la historia se han realizado muchísimos estudios sobre el tema y todos han llegado a la misma conclusión. No son peligrosos.

El Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España y el Colegio de Odontólogos de Cataluña recuerdan que el comité Científico Europeo de Riesgos Sanitarios Emergentes, con el aval del Consejo Europeo de Dentistas y la Federación Dental Internacional puntualizan que la amalgama dental no ha provocado nunca ninguna enfermedad salvo pequeñas reacciones alérgicas a alguno de los componentes de la amalgama totalmente tratables.

Pese a la controversia y al revuelo social el retirar los empastes de amalgama es sólo clínicamente justificable por problemas de alergias. Su uso se ha prohibido en muchos países por un motivo medioambiental ya que al ser un material no volátil puede ser perjudicial en casos de cremación por ejemplo. Pero analizando las cantidades de materiales de la amalgama que no es plata ni mercurio 100% los niveles de toxicidad son casi inexistentes. Por otra parte levantar ese empaste si puede hacer que se absorban las sustancias por el propio proceso aunque suele ser más posible que estos restos afecten al dentista mucho más que al propio paciente al pulir o retirar el empaste.

empastes de amalgama

Haz caso a tu dentista

En muchas ocasiones se puede valorar la retirada pero hay que tener en cuenta varias cosas. En primer lugar el estado del diente ya que la retirada puede destruir la pieza. En caso de tener que hacer retoques los propios profesionales os van a recomendar lo que mejor se adecue a la situación particular de cada uno más allá de la estética. En ningún caso se recomienda realizar este tipo de intervención en mujeres embarazadas para evitar cualquier contaminación por mercurio (por mínima que sea) en el feto.

Actualmente las caries se reparan con composites o resinas compuestas, se denominan también materiales bancos ya que son invisibles e indetectables a la vista.

Si tienes un empaste de amalgama no te preocupes, si el dentista considera que es necesaria su retirada o necesita reparar ese diente te informará de la mejor forma de proceder pero a día de hoy salvo la razón estética no hay motivos médicos para que te preocupen estas restauraciones.